Una de las primeras notas que hizo Andrés Fidanza, mientras cursaba la carrera de Sociología en la UBA y de periodismo en TEA, fue una entrevista a Daniel Hadad. Sin cita previa ni demasiada expectativa, se presentó con un compañero en la puerta de Canal 9. Esperaban abordar a un tipo al que creían un villano absoluto que los iba a tratar mal. Al rato Hadad salió y fue tan solícito y amable, y respondió con tanta paciencia a cada pregunta que los desarmó. Hoy cambió o directamente abandonó algunos de esos viejos prejuicios. Pero no todos.
Es hijo de ingenieros, de los que heredó los clichés del consumo cultural progresista. Se rebeló contra algunos, pero nuevamente no pudo despojarse de todos.
Trabajó en la sección política en el diario Crítica de la Argentina y en la revista Newsweek. Ha colaborado con Brando, Playboy, Miradas al Sur, Crisis, Lonely Planet, Un Caño, entre otros, y escribe con bastante regularidad en Perfil. De la redacción extraña el intercambio con sus compañeros y el orden logístico que impone el horario regulado.
Acaba de publicar “Él o vos” por Editorial Sudamericana, cuyo adelanto incluimos en Anfibia. Su segundo libro ya se encuentra en marcha.