A los 14 años, Emiliano Quintana y un grupo de amigos crearon Ojo de pez, una banda hoy llamada Los Todopantalla. Lo que hacen parece pop o rock, y de a ratos punk. Con su grupo, Quintana recorrió varias ciudades de su provincia natal, Santa Fe, y también llegó a Buenos Aires, Córdoba, La Rioja, Entre Ríos. En 2012 presentaron su primer disco.
Más que por su música, Quintana llegó a Anfibia por sus stencils, pintadas o stikcers. Desde el 2007 ha hecho intervenciones en el espacio urbano de Santa Fe, Rosario, Paraná, Córdoba, La Rioja y Lima (Perú).
Nacido en 1985, hincha de Colón de Santa Fe, Quintana no es un grafitero improvisado. Estudió en la Escuela de Artes Visuales “Prof. Juan Mantovani” y luego en el Instituto Provincial de Cine y Artes Audiovisuales de Santa Fe. Fue tallerista de Claudio Barragán y desde 2012 cursa en la «Escuela de Proyectos», a partir de la beca otorgada por Rute 66 y la Galería de Arte Isidro Miranda en la ciudad de Buenos Aires. Desde 1998 –desde que tenía 13 años- expone en muestras individuales, colectivas, salones y bienales. Sus pinturas, dibujos y graffitis recibieron premios y menciones especiales, como la Beca del Fondo Nacional de las Artes 2010.
Quintana no solo ejercita su habilidad con las manos mediante pinturas y pinceles. Es un gran manipulador del joystick de la Playstation. Actividad que practica siempre en compañía de amigos y cerveza.