Hombre de barba y trazo fuerte, pesado, de la escuela del comic que no le escapa a la densidad de las tramas, Iñaki Echeverría es ilustrador y humorista gráfico.

Colabora con editoriales y medios gráficos argentinos y del exterior. Publica semanalmente en el diario Página/12 y en forma mensual en la revista Fierro. Participó en numerosas exposiciones, entre las que se cuentan «Nos tocó hacer reír», «Encuentro Federal de la Palabra» y «Buenos Aires Negra». Y también, desde 2013, en eventos literarios de la talla de la Feria del Libro de Buenos Aires, realiza murales que denuncian la trata sexual de mujeres. Además, lleva adelante «Banda Viajera», en el Fondo Nacional de las Artes, un ciclo en el que realiza murales en vivo, acompañando lecturas de escritores. Es autor de la novela gráfica Muffins (Manoescrita, 2011). Publicó Negro el diez (en coautoría con Santiago Maisonnave, Manoescrita, 2010) y Beya (en coautoría con Gabriela Cabezón Cámara, Eterna Cadencia, 2013). 

Sobre Beya ha dicho que  el desafío fue encontrar la atmósfera de un relato que, sí, es una sucesión de hechos «pero también una sucesión de climas. La idea ante un tema tan difícil era no caer en lo obvio. No hacía falta mostrar un maltrato constante, sino intentar meterse en la psiquis del personaje, y buscar sus refugios para encontrar diferentes planos de lectura».

Muffins fue nominada a la mejor novela gráfica argentina 2011. Beya recibió el premio Alfredo Palacios, otorgado por el Senado de la Nación, por su aporte a la lucha contra la trata de personas. Además, fue declarada de interés social y cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y de interés cultural por la Provincia de Buenos Aires. También fue nominada al Premio del Lector como mejor libro del año (Feria del Libro de Buenos Aires, 2014).