Lucía Álvarez estudió sociología en la UBA, hizo una maestría en antropología en la Universidad Nacional de San Martín y hace 10 años se dedica al periodismo.

Publicó «Mayo 68. La revuelta francesa y sus huellas en Argentina» (Ariel, 2018) y artículos en libros y revistas nacionales e internacionales. En la actualidad se desempeña como Directora General Estudiantil de la Unsam y docente del Instituto de Altos Estudios Sociales, de esa Universidad.

Recorre Buenos Aires montada en una bicicleta  nueva, profesional, con cambios.

Escribió para Tiempo Argentino, Página/12, Clarín, Crítica, Caras y Caretas, Nueva Sociedad, entre otros. Fue corresponsal para medios del exterior. Dos de sus textos fueron publicados en una colección de libros de crónicas, editados por la Universidad de la Plata. 

No es nihilista, escéptica ni cínica. Es capaz de decir algo con mucha firmeza, para inmediatamente desconfiar de la sentencia y decir lo contrario. Sus amigos le acusan de veleta. Ella dice que duda en voz alta, pero que tiene convicciones firmes. No escribe nada de lo que no está ciento por ciento segura.