Cuando se junta con sus amigas escritoras a cenar y discutir sobre feminismo, las intervenciones de Maru Ludeña son inteligentes, y siempre graciosas. Van de la referencia libresca a la popular. La lucidez, en ella, se aleja de la solemnidad pero nunca de la agudeza. Tiene un gran sentido del humor.
Es autora de “Laura. Vida y militancia de Laura Carlotto”, publicado por Planeta. Algunos lectores y lectoras han elogiado la investigación, la relevancia histórica. Cada cual coincide: su prosa es precisa, elegante, conciente del trabajo sobre el lenguaje.
Licenciada en Comunicación (UBA), trabajó de manera independiente en varios medios.

Es profesora del posgrado Especialización en Periodismo Cultural de la UNLP.
Junto a una ex alumna coordina talleres de periodismo para jóvenes en la Asociación Miguel Bru: les enseña a los chicos a manejar redes y a producir contenidos en diferentes formatos. También ha coordinado otro, de entrevistas, en el Centro Cultural Ricardo Rojas.
Lectora temeraria y temida, ha colaborado con la sección de libros y entrevistas en la revista ELLE Argentina y trabajó en el portal educ.ar del Ministerio de Educación de la Nación. Ludueña no frena ni un minuto. Le gusta trabajar. Le gusta el periodismo. Escribió en Gatopardo, Travesía, Mujer,  Página/12 y La Nación revista, entre otras. En televisión, participó en documentales para The History Channel.
Fue tallerista de la FNPI y recibió varios premios: el Pléyade al Equipo de Investigación (Asociación Argentina de Editores de Revistas), la distinción Orgullo Ciudadano (Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales  y Trans), una beca Avina de investigación periodística. Una nota que escribió para Hecho en Bs. As fue premiada como Best Feature Story: Writing for social impact (International Network of Street Papers). Viajó mucho: Centroamérica, Asia, Europa, Sudamérica, y al volver, siempre escribió algo.
Hoy es subdirectora en la Agencia de Noticias Judiciales Infojus.

Para Anfibia volvió a Abra Pampa, Jujuy, a buscar a “la mujer del sombrero negro”. La encontró. También «El principio de la noche interminable» y «Fuerzas vivas», ante la recuperación del nieto Guido Ignacio Carlotto.