El jurado quiso expresar su satisfacción por la cantidad, calidad y variedad temática de los casi 130 textos enviados al Premio Crónicas Interiores. En conjunto, los trabajos fueron una evidencia de la frescura y vitalidad que exhibe el género de la crónica en Argentina. Fue como un reencuentro con el género, un abrazo con docenas de nuevos autores, compañeros que están trabajando y escribiendo los textos del periodismo y la literatura no ficcional del futuro.

 

Llegaron trabajos de numerosos puntos del país que retratan situaciones, procesos y personajes tanto de las grandes ciudades como de pequeños parajes del Interior. Las historias rescatan acontecimientos que han permanecido anónimos y también episodios paradigmáticos de nuestra realidad.

 

Los trabajos mostraron algunas de las problemáticas urgentes de la Argentina 2014: la impunidad, la violencia en sus múltiples formas (institucional, policíaca, económica), la corrupción política, las muertes por “accidentes de tránsito”, el debilitamiento de las religiones oficiales y la búsqueda de nuevas prácticas espirituales, la censura periodística, el fortalecimiento del modelo agroexportador, etcétera.

 

El jurado también consideró oportuno señalar que muchos trabajos que mostraban gran potencialidad y abordaban temas originales y atractivos, quedaron a medio camino porque se percibió falta de profundización en el trabajo de reporteo (salir a la calle, caminar, tomar notas, buscar nuevas voces, contrastar). En algunos casos eso se vio incrementado por cierta comodidad estilística (reiteración de fórmulas, regreso a lugares comunes, fortalecimiento de estereotipos, recaída en la mirada folklórica de lo que llamamos el Interior). Finalmente deseando que todos los participantes sigan el camino del género se atreve a estimular en los participantes a profundizar en la autoedición de sus propios textos. 

 

Es entonces que este jurado integrado por Sergio Carreras, Dante Leguizamón y Federico Bianchini, en un cónclave real y virtual que unió las ciudades de Córdoba y Buenos Aires, establece como finalistas (por orden alfabético) los siguientes textos.

 

*Elemento volado, de María de los Ángeles Alemandi. Seudónimo: Alice De Las Pampas.

 

*La reina del oro verde, de Mariana Liceaga. Seudónimo: Rebecca Lish.

 

*El último tiro de Agosti, de Pablo Perantuono. Seudónimo: Juan A. Bandini.

 

*El misterio y la rabia, de Ernesto Picco. Seudónimo: Floro Flores.

 

*Esther Díaz: sexo, academia y rock and roll, de Marcela Repossi. Seudónimo: Aida.

 

*Es que todo se volvió gris, de Juan Cruz Taborda Varela. Seudónimo: Salvador Guevara.

 

Los mismos integrarán un libro que será publicado por la Editorial Recovecos. Entre ellos saldrá un ganador cuya crónica será publicada en la Revista Anfibia a las 14.17 del día 14 de noviembre de 2014 (o sea hoy, en un ratito).