Diario de viaje en Instagram

Cruce de los andes

Agustina Jaurena aceptó la propuesta anfibia: armar un diario de su viaje a Chile en nuestra cuenta de Instagram. Apenas cruzó la coordillera, empezó a registrar todo con el celular. Se metió al mar, fue a un festival de música, a museos de arte y fotografía, se enamoró de Valparaíso, juntó miles de papeles y volvió renovadísima (?). Primera experiencia en este formato narrativo.

 

 

 

 

 

 

 

 

#Valparaíso te da consejos en todas las paredes. #DiarioAnfibio @agujaurena en #Chile 8/10 #graffiti #streetart #street

Una foto publicada por Revista Anfibia (@revistaanfibia) el

 

 

 

Ver a #Larraín en vivo me derritió el cerebro. La hago corta: fue el fotógrafo más grande que dio Chile, trabajó en #Magnum -la agencia más importante del mundo, fundada por Cartier-Bresson-, hizo imágenes bestiales y después se retiró, se fue lejos. El día de la inauguración sólo estaba yo con unos amigos franceses que hice en el hostel. En el Museo Baburizza hablé con la guía, Francesca, y el guardia de seguridad, Jaime. Nos sorprendía a los tres que Larraín no fuera famoso en Chile, que no se consiguieran sus libros. A la tarde volví a la muestra y los dos me saludaron. Andaba con una mochila, una bolsa playera, muerta de calor y con el pelo atadado con un rodete gigante y me sentía una jubilada que cargaba cosas, pero igual dejé todo en el piso y abrí la mochila para mostrarles que en mi cuaderno de viaje estaba pegada, en la página 1, la carta que Larraín le escribió a su sobrino. Como una guía, como un recordatorio: «No le creas más que a tu gusto, tú eres la vida y la vida es la que se escoge». #DiarioAnfibio @agujaurena en #Chile 10/10 #art #arte

Una foto publicada por Revista Anfibia (@revistaanfibia) el

 

 

Vuelvo. No hay una nube y atravieso la Cordillera de Los Andes. Las montañas me dejan perpleja, me emocionan. Trato de grabarme ese vuelo en la cabeza. Ese viaje que fue hermoso y raro y nuevo y del que sé que aparecerán cosas cuando vuelva al calor de mi casa, a la seguridad de lo conocido, pero después de haber recorrido un lugar nuevo sola, un poco con miedo, un poco inquieta por sacarme rápido de encima el deber ser, el cómo tienen que ser las cosas -el deseo. Larraín dice que el deseo-. Y así aprendo y vuelo y pienso que atravesar eso, esas montañas, esos claros de agua de un color que nunca vi, quizás sea atravesar algo mío, nuevo, de un color que nunca vi. #DiarioAnfibio @agujaurena en #Chile #nofilter #montana #mountains #mountain #cordillera #cordilleradelosandes

Una foto publicada por Revista Anfibia (@revistaanfibia) el

 

* ¿Te gustó la experiencia? ¿Querés armar un diario de viaje? Mandá tu idea a comunidadanfibia@gmail.com